El universo conspira a tu favor

El universo conspira a tu favor

Bienvenidos

Gracias por entrar en mi universo personal








sábado, 9 de mayo de 2015

La larga semana

 Con la Fórmula 1 de fondo; en un Gran premio con especial significado para mí... (esta es otra historia), hago balance.

Es sábado, en realidad sería mañana cuando se completaría esta semana de torbellino, pero es que mañana quiero descansar, desconectar de todo, y probablemente, empezar a ver 'Mad Men', que siempre que cambio al Plus están echando un capítulo o un "documental" que habla de esa serie; aparece ante mí todo el rato como si fuera un aviso de la vida. Me frena que son siete temporadas, no sé que hacer. Dudo dudo.

A lo que veníamos.

El domingo pasado estuve en la #GoTExhibit. ¿Dónde dóndé? ¿En qué lugar dices que ha ocurrido? Pues donde ocurre casi todo, en Madrid. Sólo nos falta la playa, la Zinemaldia, y Gigamesh. Algo tenía que ser en otros sitios. Está bien así.

Fui con un amigo que en realidad no conocía en persona hasta ese día, me cayó muy bien; iba a ir con una amiga que sí conozco, pero ella ya había ido el jueves a ver la expo y él no había conseguido entrada; hablamos y al final ella le cedió mi ofrecimiento para intentar que la menor cantidad de gente se quedara sin verlo.

Me senté en el Trono. La casa Stark estuvo allí presente. La experiencia fue increíble, sobre todo subir en el ascensor del Muro, hasta grité, tenía el nervio en las chichas. Fue brutal.

Me compré una bolsa monería, nada más porque todo estaba un poco caro y yo ya sabía que iba a ser una semana con mil gastos. Debía dosificarme.




 Cuando acabamos nos fuímos a la Feria del libro antiguo y de ocasión, en el Paseo del Prado. Ahí había que comprarse un libro. Venía de mucho Sherlock y de Modiano, este último me había dejado mega tocada emocionalmente. Necesitaba algo que fuese libiano y liberador; por 10 euros encontré 'El símbolo perdido' de Dan Brown. Veintitantos pavos no pago por él, diez sí. La gente lo critica (al autor) con frecuencia diciendo que hace bet sellers como churros, ¿qué quieres que te diga? Ojalá tuviera yo la capacidad de escribir algo así. Con tanta facilidad.

Vuelvo a mi eterna idea de que los libros llegan a ti cuando los necesitas, yo necesitaba esto. Cada vez que me pierdo, que no sé qué leer o qué hacer con mi vida, retomo 'Felices pesadillas' de Valdemar hasta que aparece el siguiente paso a seguir en mi camino. Esta vez ya ha aparecido, ahora,  tenía que ser esto.

Me encantan los masones, las aventuras, y aunque yo lo he incorporado a mi vida desde otro sitio, sin saber cómo se llamaba, también la ciencia noética. Lo estoy disfrutando mogollón, me está haciendo mucho bien.

Llegué a casa emocionada, con ganas de contarlo todo en el blog, entonces ocurrió algo que me descolocó.

Todo mi ordenador se había cambiado "solo" al catalán, los traductores, los mail, y no había forma de que volviera al Castellano; entré en shock, me asusté. El catalán me parece un idioma precioso, y en muchos momentos a lo largo de mi vida ha cobrado especial sentido, pero yo no lo había cambiado a esa opción. Lo primero que pensé es que me habían pirateado la cuenta del blog porque desde que empezó el año he sufrido un acoso por parte de alguien que me hacía responsable de su "vida", espiaba mi twitter, me plagiaba, se mofaba de mí sin mención. Nunca contesté, no es mi estilo, me limité a esperar al karma; hubo un momento en que consideré que ya era suficiente tanto y bloqueé.

Cambié todas mis cuentas y contraseñas. Entré hasta en mails que llevaba tiempo sin usar. Estuve hasta las dos de la mañana con la gilipollez.

Hubo un momento en que no sabía si me estaba volviendo loca, si era un fallo del ordenador; daba igual, ya no escribí, ese día, me niego a que la locura y la maldad de otros modifique mi vida, aunque lo cierto es que así ha sido. Es poco importante; repito, confío en el karma. Tema finalizado.


 La semana siguió con normalidad. Cafés, amig@s, sol, parques, jugar... vivir.

Llegamos al jueves. Quedé con un amigo que hacía mil que no veía y al que le debía un regalo de cumpleaños. Él me invitó a comer. Fuímos a la calle de la Ballesta a ver un graffiti mega guapo que hacía días que quería ver en directo, y a Atlántica 3.0 a reservar 'El mundo de hielo y fuego' que salía a la venta ayer viernes. En esa tienda suelo hacer mis compras freak.

Entre una parada y otra, vimos en una tienda de la Plaza de los cines Luna una camiseta de Jon Snow con una frase Shakespereana, y la sumé a mi colección. Jajaja, la extravagancia de gastos acumulados se iba apoderando de mí y de mi sueldo.

Y por fin llegó el viernes...


Aquí está, lo que llevaba tanto tiempo esperando. Cuando llegué a por él, el dueño, que me conoce y sabe de mi pasión por Jaime Lannister, me dijo que les había llegado el nuevo Funko de este, el de la mano de oro, pensé "de perdidos al río", ¡DÁMELO TODO! -dije-. Cargada de felicidad como una burra corrí por las calles de Malasaña para ir a currar.

Cuando llegué anoche a casa, me dediqué a actualizar y colocar mi estantería de Juego de Tronos, como si de un escaparate se tratase, emocionada como un niño chico. Al acabar me metí en la cama a leer sobre pirámides masónicas, acrónimos y cámaras de reflexión, y me dormí. Agotada pero feliz.

Hoy, después de la ducha y del café, y con Fernando Alonso de fondo, me he puesto a escribir. Y aunque al principio me ha costado, sobre todo porque me daba cuenta que me censuraba porque hay cosas de las que no había hablado y no quería hacerlo, al final he decidido no castrarme, hacer un exorcismo; contar la verdad porque si no la historia de esta semana perdía el sentido.

Me niego a poner candados a mis cuentas por un acoso (aunque es cierto que las uso menos), me niego a dejar que me roben mi libertad y sesgar lo ocurrido. Esto es lo que hay.

Mi ordenador sigue en Catalán, no sé quitarlo. Lo tomaré como una señal de la vida. Me quedaré con que ha sido así porque no podía por una situación concreta desechar los recuerdos bonitos que me evoca... Y a partir de mañana llevaré una vida austera el resto del mes. Cafés de euro por la calle, el Retiro de Madrid, y hacer cosas en las que no haya que gastarse mucho dinero porque me he quedado tiritando económicamente.

Y esta es la crónica de mi larga semana. Fin.

Ahora me voy a leer un capítulo pendiente que tengo del fic 'El resurgir del León' y luego a comer y a currar.
Como dijo aquel: Buen día, y buena suerte.

domingo, 26 de abril de 2015

Doña Letizia

Tema delicado doña Letizia.

Vaya por delante que ya no soy monárquica y que ella nunca me cayó especialmente bien. En este caso eso es lo de menos, no vengo a hablar de si es legítimo o no que alguien con pasado y sin "sangre real" sea reina, o si don Felipe debería haber renunciado a sus derechos dinásticos al casarse con ella porque los cargos se llevan con sus cargas. Me es indiferente.

Lo que no me da tan igual es ver como la gente se ríe de su extrema delgadez.

Yo mido 1'72, y mi peso habitual está en los 48'5 Kg. Cada vez que hago régimen para engordar, con sumo esfuerzo llego a los 49, luego, cuando dejo el régimen, siempre pierdo más de lo que había ganado, y en mi última ruptura, por ejemplo, me quedé en 46; volver a mi peso actual ha sido una odisea que me ha costado meses.

Sólo una vez he pasado de los 50, nunca lo olvidaré, fue el verano que pasé en París donde vivía en una casa rodeada de chefs de varias nacionalidades que hicieron causa común para engordarme. Llegué a pesar 51 kilos 200 gramos. En cuanto volví a Madrid los perdí. Mi constitución ósea y la de mi familia es la de ser flacos (en mi caso y en el de mi hermana la modelo, re flacos), mis huesos son largos y finos, y jamás he tenido ni una mala anemia. A Letizia le pasa igual.

Hay gente que pierde dos o tres kilos y no se le nota casi, a otros, parece que nos ha pasado un ciclón por encima. Esta mujer es así.

No es estético verla cuando llega a este estado, eso no lo voy a discutir; lo que me parece tremendamente injusto es la mofa que se hace de ello. A la gente con una talla grande no se la puede decir nada porque se considera un insulto, una falta de respeto que induce a la anoréxia, pero a las personas muy delgadas se les puede soltar cualquier cosa sin ningún tipo de pudor, no importa, parece que no tuviéramos sentimientos. Eso sí, la gente hace dieta sin parar para adelgazar. Si es tan guay la talla de cada un@, ¿por qué hacen por perderla?

Esta señora es como es, y aún en el caso de que no fuera así, de que lo suyo fuera una enfermedad, peor, tendría más razones a mi favor para que me pareciese mal la burla que se hace de su cuerpo y de su peso.

Cuidadito con lo que se le dice a alguien que esté gordo que le creas un complejo y lo dañas, pero a ella, vamos a llamarla anoréxica que queda bien, ¿?... A la mierda la doble moral. Nunca me he burlado de nadie por su talla, y los que lo hacen me parecen gente imbécil.

He pensado mucho tiempo si debía escribir este post o no. Al final lo he escrito a raíz de lo que he visto en todas partes durante las dos últimas semanas. La gente, ya sea simplemente delgada o esté enferma, también merece un respeto a su aspecto y sus emociones. Fin de la cita.




Mi vestido nuevo


Me he comprado un vestido, otro; este mes me he venido arriba con mis posibilidades. Pero es que Cristina Pollesel ha creado una colección cápsula para La Tiendina. Son modelos únicos y eso significa ahora o nunca, tenía que aprovechar aunque me ahogase.

No sé la cantidad de piezas que ya tengo suyas, no importa, son para siempre. Ni siquiera lo vi, no hacía falta, en cuanto Anita me lo dijo le pedí que me trajese lo que hubiera de la XS o la S. Ahora lo tengo colgado en una percha en la pared, junto a mi última adquisición vintage, y lo miro como se miran los cuadros de los grandes pintores, con devoción.

No sé cuándo lo estrenaré, había pensado en el domingo que viene en la #GoTExhibit; sentarme con él en el Trono de Hierro, con unos extra slim fit y las zapatillas de El Ganso. Es posible que luego al final me decida por la camiseta de La Guardia de la noche o la de la casa Stark, no lo sé; suelo vestirme según el estado de ánimo con el que me levante y además voy a ir siendo el Pajarito, Cersei ya no tiene sentido para mí. El caso, que me voy del tema central, es que quería enseñaos esta maravilla, no he podido evitarlo, rectifico, no he querido.

Y no hay mucho más que decir de este tema, salvo que estoy muy contenta y muy enamorada de él... Y que buenos días.


Cuando era pequeña

Cuando era pequeña veía una serie de uno que era marine (no me acuerdo como se llamaba). Era un alto cargo que se había quedado viudo con una caterva de hijos de todas las edades.

La serie no es que fuera la mejor del mundo para haber permanecido en mi memoria, aunque hubo un capítulo en el que enseñaba a los pequeños a hacer la cama y les contaba que a él cuando estaba en el periodo de instrucción, les obligaban a que al acabar botara una moneda sobre la manta (no tenían edredones de plumas, claro está); esa era la señal de que la cama estaba bien hecha. Eso, no lo olvidé nunca. A día de hoy sigue viniendo a mi mente cada vez que hago una.

Fíjate cómo son las cosas, cómo se te mete en la cabeza algo para siempre y hace mella en tus comportamientos y en tu forma de pensar. Pues con lo que se oye en la familia y el entorno, igual.

Hay que tener mucho cuidado con lo que se le dice a los niños, las palabras son muy poderosas, marcan tu vida.

Los anuncios que mienten





(Ilustración by Elena Idígoras)


Dice: "me lo he hecho en casa". Deberían estar prohibidos estos anuncios tan mentira... gentuza. Y la que lo anuncia, tanto que va de guay, como un día me la encuentre por la calle se lo digo, no tienes vergüenza, con la de gente inocente que hay por el mundo y se cree estas cosas; ya no me caes bien. "Me lo he hecho en casa"... Agrede al ser humano.



(Dedicado a Anita)

miércoles, 8 de abril de 2015

Top zapatos de la semana



Me privan las bailarinas, soy fan. Me gusta mucho el color rosa, y Minnie Mouse, es icono. Estos zapatos lo tienen todo, son mirar a la vida desde el punto de vista del #Bonitismo.
Lástima que estás cosas en España sólo las haya hasta el número 34. Seguro que en EEUU lo encuentras hasta en el 45. Está el internet para adquirir, lo sé, lo que pasa es que a mí me gusta ir de tiendas, y la gente, y ver las cosas, y tocar. Soy una consumista analógica, al menos de momento.

La niña iba monería en conjunto, pero era una casi bebé que vi en el metro y los padres ya me dejaron fotografiar los zapatos, lo demás os lo cuento.

Los calcetines cucos, los leggins a juego con las bailarinas, la camistetita de trendsetter. Todo en una combinación de rosas y grises; y cómoda, a la chiquitilla se la veía feliz, me recordó a mí de pequeña. Cuando era chica, mi madre nos vestía a mi hermana y a mí para salir a cualquier sitio, Mónica, siempre volvía impoluta, yo, lo hacía con lamparones y los calcetines, y muchas veces hasta las bragas sucias, porque me levantaba la falda en el parque, "para no manchármela"; la tierra se me metía por dentro.
Esta cría era de esas, de mancharse por jugar y relacionarse con la vida, y tenía pinta de que los padres la dejaban. Me gustaron los zapatos, me gustó la familia.


Top de la semana.

Bailarinas de Minnie Mouse en rosa palo.

lunes, 6 de abril de 2015

Amiguis: Hacerse mayor

(Ilustración Elena Idígoras)


Sabes que te has hecho mayor cuando dices: "Yo fui al NO A LA TALA", a lo de la Tita.


Fui con una amiga del alma y con la Niña. Boris Izaguirre había pedido el día anterior en televisión, glamour en la manifestación. Mi amiga me miró con esa cara de "eres muy cuadro" con la que me miran mis amigas con según qué cosas cuando le dije que había que ir monería a gritar, y con café... Se vistió super guapa. Nos compramos unos Starbucks y allí nos plantamos.

Cuando recuerdas movidas así, con amor, en la lejanía, es que te has hecho mayor.



Kenia/Kenya

La sinrazón de 148 estudiantes asesinados deja con el alma encogida y sin saber muy bien qué decir; esa gente ha perdido la vida, y uno habla medio de balde.
 Otra vez contra los más débiles, los que se amparan en libros y lápices, los que no tienen culpa de nada.

Esta semana, tanto medios de comunicación como redes sociales se han hecho eco de lo ocurrido; no 24 horas al día como lo del avión, eso sí hay que reconocerlo, aunque casi mejor, el 2015 ha venido apreando fuerte y hemos visto y vivido mucho. Y aquí es donde me viene la contradicción. Hay quienes han "utilizado" la foto de los fallecidos, especialmente en Twitter, para decir cosas del estilo de: "Aquí no ponéis #JeSuisKenia #JeSuisKenya", "Estos muertos no os importan porque son negros"... Y cosas por el estilo. Ese palo.

Veo innecesario dar por hecho lo que piensan otros para que tu altura moral quede por encima porque tú sí publicas una instantánea (la mayoría con miles de RT, que supongo que no era la motivación de quien la usa). Por otro lado, si esto te hace dormir mejor, oye, hazlo, que dormir bien es una de las mayores grandezas que puede tener un ser humano. Lo que pasa es que aquí yo, tengo que partir de la base de que me parece una falta de respeto muy grande publicar imágenes de gente fallecida. Personas que no decidieron estar en esa foto, y a la que se quita la honra, la integridad y la privacidad, exponiendo sus cuerpos. A mí no me gustaría que publicaran esas fotos de mi gente. Me pareció igual de innecesario cuando al principio de la masacre del 11M, se emitían imágenes de cadáveres o de restos humanos, no veo por qué aquí habría de ser diferente.

Dicen que no duele igual porque son cristianos negros, en mi caso no es así; lo de cristo me es indiferente, y el color de la piel también. En Madrid, un 11 de marzo, asesinaron a personas de un montón de nacionalidades y razas al lado de mi casa. Esa cercanía es la que hace que todo impacte más.
La matanza de la Universidad de Garissa es presentada como una casi entelequia de su situación, ocurrida en tierras lejanas, y aunque suene feo decirlo, por más que la muerte y el dolor siempre esté presente, es mayor cuando lo ves a tu vera. No sé si debiese ser así, pero así es.

Y ese es mi pecado, no el hecho de no publicar una foto de gente fallecida para que se sepa que yo lucho por todo. Lucho por lo que puedo, es cierto que por lo que tengo más a mano me esfuerzo más, pero porque creo que aquí también hay necesidad de quejarse por la 'Ley mordaza', de salir a la calle a decir "sí se puede", de el día de la coronación del rey Felipe VI plantarse en Sol sabiendo incluso que no dejaban manifestarme. Por ejemplo.
Yo le doy dinero a todos los yonkis que puedo para que tengan para calmar su dolor, a los músicos del metro y la calle (si cantan mal no, claro), a quien se busca la vida vendiendo 'Huesitos' que compra en un super y luego ofrece en un vagón de la linea 6 porque no hay curro, digan lo que digan los del gobierno de su recuperación. No sé. Esto es lo que hay.

Quería mostrar mi apoyo al pueblo de Kenia, pero no quería robarle la dignidad a sus muertos con un RT.






viernes, 3 de abril de 2015

Amiguis: Sin remilgos

(Ilustración by Elena Idígoras)



- ¿Y qué tal fue? ¿Te reíste? ¿Es divertido?
¿Come coños? ¿Lo hace bien? Esto es importante.


+ ...Tía...


- Ooohh, por favor, no te hagas la remilgada.


+ Tía, que es que no me lo esperaba... Sí, a todo.


- Pues muy bien. Mira qué rápido y qué fácil.


Bebés reborn






Estoy entre que me molen mazo o me den mucho mal rollo, no me decido del todo.

Fíjate que la vida te abre la boca de par en par cuando menos te lo esperas.

El otro día, con la Anita, tomando cafés e infusiones a casi las tantas, vi un programa de esos de investigación que repiten (Ana ya lo había visto y al principio me decía "- Verás, ya verás..."); iba sobre unos muñecos bebés a los que hay gente que, cada un@ por sus motivos personales, les tienen pasión... Al principio se me descolgó la madíbula, luego pensé: "Bueno, Cris, tú le tienes afición a los Funko y te los llevas en un bolso del Circo del Sol por el mundo haciéndoles fotos para jugar al Juego de Tronos..." ¿Con qué cuajo le digo yo nada a nadie?
Claro, supongo que es eso de que lo de uno se ve siempre menos raro o mal o lo que sea que lo de los demás, lo de la viga en el ojo propio, o como lo que pasa cuando ves claramente que la relación de una amiga es súper tóxica y no lleva a ningún sitio y ella no, y tú te callas sin entender su negación, pero si fuera esa historia en tus propias carnes es probable que igual te aferraras a que se puede a pesar de todas las "dificultades", esas absurdeces con las que en ocasiones nos engañamos a nosotras mismas. En fin, que cada un@ debe hacer lo que quiera y no es mi tarea opinar si lo hace mal o bien. Ya tengo con vivir mi propia vida.

Yo no tengo mucho instinto maternal, cualquiera que me lea más o menos lo sabe, un perro o un gato es el mayor nivel de responsabilidad que estoy dispuesta a aceptar en la vida. El caso es que si algún día tengo algún rato de ramalazo de estos de, "ahora me venía bien un bebé", pienso: Oye, pues, tú te coges el muñeco, que puedes hasta fumar con él en brazos, lo acunas un rato, lo tocas y le pones su pijamita de Superman, o del Trono de Hierro, o del Central Perk (diría también para nostálgicos uno de 'Leño', pero no veo yo a las fans del grupo acunando muñecos, que vete tú a saber, esto es un prejuicio mío), y juegas con él. ¿Que te hartas? Lo dejas en la cuna arropadito, con su peluche de Snoopy, y te vas lo que te de la gana sin volver la vista atrás.

Los más baratos estaban entre 400/700  eurazos, en realidad lo que cuesta un Iphone; luego están los de silicona que son el súmmum de parecer de verdad, estos valen desde 990; ya si respiran, hacen pis, o cosas así, sube el precio. Hay quien se rasga las vestiduras por esto, yo no... Yo que sé si es tanto o no lo es. Cada persona sabe si algo le debilita o le fortalece, si le resulta caro o no.





Magnífico reportaje: 

'Bebés reborn' 




PD: Yo le llamaría Nicolás o Pablo.


El resurgir del León




Siempre que pienso en Joanna Lannister me la imagino a ella. Poderosa, con clase, más allá de ser simplemente guapa. Una de esas que nacen entre cientos de miles. La típica de la que se cuenta en el dicho que está detrás de un gran hombre. En un mundo llamado Westeros, donde la mujer es poco más que una mula de críanza.

Quien me conozca sabe que tengo debilidad por la familia Lannister y por la Stark a la par. Me gusta todo, las luces y las sombras. No quiero elegir.

Queda nada para que se estrene a nivel mundial 'Juego de Tronos'. En 27 países a la vez, es la primera vez que ocurre algo de tal magnitud en la historia de la televisión; pero es que eso es lo que están haciendo esta saga y esta serie, historia.

George R.R.martin sigue a lo suyo, el hombre, tomándose su tiempo para escribir 'Vientos de invierno'. Ayer no pude por menos que caer, y me leí el primer cápítulo que se ha filtrado de Sansa (Alayne), no había leído ninguno, los había esquivado, este no quise, no pude... es Sansa, es el pajarito.

Así que en estas andamos, necesitando que vuelva a girar ese universo por cualquier lado. Mientras esto ocurre, en ocasiones suceden suertes, una de ellas, es este fic sobre la vida de Joanna Lannister desde que es doncella en la corte de la familia Targaryen hasta... hasta donde nos quiera llevar la autora.

Bien documentada, mejor narrada, llena de acción, deseo, amor, vida, etc todo lo que se os ocurra. Este fic es como leer un spin off (en realidad una precuela) de Juego de Tronos; en ese lenguaje, en esa calidad, en ese esperar siempre el siguiente capítulo con anhelo. Sabe irse arriba en el final de cada entrega.

Por todo esto, y por más cosas que ya sólo sería dar vueltas sobre un molino o un gigante, el fic recomendado del mes por ropadeletras es:




Luego me decís si esa es la cara de Joanna Lannister o no.

domingo, 8 de marzo de 2015

#CorazonesYHuesos

 Este jueves se inauguró #CorazonesYHuesos en la galería 'Espacio 8' de Madrid.

Ya os había hablado de ella antes de que llegara.  Ahora os la enseño para que podáis opinar.

Conozco la obra de Daniel de Juan hace tiempo. Llevaba oyendo a gente pedirle que expusiera, durante años. Ha costado conseguirlo, por fin lo ha hecho. Justo al acabar Arco 2015, donde su obra habría sido mucho mejor que la mayoría de lo expuesto. En fin, quién sabe, quizás todo esto tenga algo de premonición.

También es probable que si se lo dijese así al autor me contestara "no me hables de tus chamanismos", para eso es muy castellano.

Me gustó, me movió, me sedujo, me impactó. Me deslumbró el uso de la madera. Estaba como cuando sueltan a un niño chico en la planta de juguetes en Navidad, me faltan hasta los adjetivos.

El hilo conductor eran los corazones y los huesos; había más, mucho más. Hice una selección para mostrar en un ciber recorrido la exposición. No tengo el nombre de las obras porque... porque... porque así es él, no los puso; y aunque me los dijeron, yo no tengo la cabeza para acordarme.



Pasen y vean:



 (plano detalle)









 Un corazón.
Un hacha dorado.
Unos almohadones...




 Los cuadros son un mundo aparte. 
Puedes mirar este último durante horas.




 Su visión de lo lúdico y el comic reinventan los Pongos.



 Las melenas de huesos en las bailarinas.
Love it.




Esta es una de mis obras favoritas.

 (plano detalle)




Dar la vida. Quedarse a los cierres.
Las bailarinas. Los aires de Balzac.












Y las obras vivas...





 Increíble metáfora del todo, de los caminos,
del corazón.







Mención especial a la gente con la que fui, a los que me encontré,
a una noche llena de magia y vuelo.





#CorazonesYHuesos


por
Daniel de Juan.

50 Sombras de Grey

Ahora puedo hablar de '50 sombras de Grey' con conocimiento de causa. No le pongo ni foto al post, no te digo más, bueno sí, sí te lo digo que si no la crítica se me queda en na'.

Hasta pagué por verla, no vayáis a creer; los negros del metro tienen todo el derecho del mundo a comer, y para ver Birdman le pego un sablazo a mi sueldo de NO ministro por ir al cine, pero con esto a tanto no llego, muevo la economía desde otro sitio.

El caso. Aguanté una hora nada más de guión malo no, lo siguiente, y de una Dakota que se muerde tantas veces el labio como recurso de personaje que dan ganas de que se haga sangre. Por no hablar de él, el prota; con lo bueno que estaba anunciando calzoncillos y a los 45 minutos de película ya me parecía hasta feo. 
Cristina Rota decía que un actor está guapo cuando lo hace bien, y ponía el ejemplo de De Niro en Frankenstein. Pues eso, este igual pero al revés. Ya os digo, llevaría como una hora de peli cuando él se sentó en un sofá a darle unos cachetes de mierda en el culo y me dije a mí misma "¡JAJAJAJA! Vamos hasta aquí", y la quité, no pude más. 

Me he sujetado de comentar nada en las redes (casi), porque de hábito no me gusta hablar de cosas que no sé, bien, ahora sé. Esto es mierda de la mala en pan de molde.

Si de verdad quieres erotismo y 'El último tango en París', 'Nueve semanas y media' o 'Las edades de Lulú' se te quedan muy lejos, opta por 'Nymphomaniac', te tiene que gustar Lars Von trier sí... Yo lo prefiero, fin de la historia.


Recomendación de ropadeletras: Elige gastar tus cuartos en otro sitio.